Cuando tú ya no — Saray Alonso

Páginas: 230
Editorial: Frida Ediciones

Sinopsis
Versos para la nostalgia de los cuerpos, la añoranza de aquello que -ahora lo sabemos- jamás fue nuestro. Chispazo fugaz del tiempo perdido, siempre con el ansia de la vuelta, del regreso de los días de gloria. Cuando el mundo no era más que un verso de Neruda y el alma dolía sin saber por qué cualquier noche de verano.” Rodolfo Serrano

“Supongo que a ella le ha servido escribir estos poemas, que habrá obtenido su tregua, pero tú no la vas a tener cuando los leas, porque es una ráfaga constante. Saray te ametralla, juega a tiro al blanco y tiene tantas balas, o poemas, que te va a dar seguro. No sé si es mejor que leas o que agarres un escudo, que leas a pecho descubierto (como mandan leer) o que lo hagas usando un impermeable contra la desolación, porque te vas a mojar, te van a dar caza, vas a caer. (…) A mí me gustan los libros que me cuentan mi vida, que hablan de mí, como el psicólogo que tras analizarte te dice qué te pasa. Este libro seguramente te cuente estas cosas.” Marwan

Opinión personal

Hay libros que calan hondo y este es uno de ellos.

Hace unos días cuando hablaba de los cambios que quería y contaba uno de los motivos por lo que estaba bastante desaparecida tanto del blog como de las redes sociales (por cierto, gracias por vuestras palabras) a su vez estaba leyendo este libro. Tardé bastante en leerlo porque lo empecé cuando cada palabra la sentía como si me estuvieran quemando, y tuve que dejarlo porque, aunque hay que desahogarse rozaba lo no-sano llorar cuando ya no había nada que hacer. Empecé este libro llorando y lo acabé viendo todo desde una perspectiva diferente. La vida, aunque lo viera todo en ralentí y hay que darse cuenta de que…

Yo sabia
de que al final,
que las cosas que no son,
no lo son,
y punto.

Cuando tú ya no,
habla de una ruptura, pero no una ruptura cualquiera sino de esas en las que quedan tantas cosas sin decir, esa que busca culpables y errores y rebosa de melancolía.
Hasta cierto punto podría parecer cursi, de hecho, en mis días más “sobrios de sufrimiento” por llamarlo de alguna manera, también me parecían cursis. Pero, en general, leer estos poemas me ayudó a dejar de reprimir sentimientos. No me gusta llorar, lo odio, pero a veces hacerlo es quitarse un gran peso de encima.

Hoy lo sé,
yo le quise,
sin barreras,
sin limites,
creo que incluso
sin miedo.
Hay muchas personas que no les gusta la poesía y los animo a que lean más, a que busquen otro tipo de temáticas porque en la poesía no todo es amor, pero si desprende muchos sentimientos.

Saray Alonso, la autora de este poemario, logra transmitirnos todos sus sentimientos, desde la rabia al amor más profundo. Logró hacer que imaginara como eran sus mañanas, sus paseos por Madrid tanto antes y después. La autora consigue que, en un montón de versos sobre la misma historia no sea aburrida su lectura y también que utilices varios post-its porque hay versos preciosos, tiene una forma de narrar que hace que quieras seguir leyendo. De una manera u otra, te ves reflejado en el caso de que estés pasando por una situación parecida.

El futuro es eso
que nadie conoce,
de lo que todos hablan,
de lo que nadie sabe,
por lo que todos viven,
y que a nosotros
nos separó.
Para acabar, tanto el prólogo como el epílogo son exquisitos, el primero hecho por Marwan y el otro por Rodolfo Serrano. Os dejo un trozo porque esta última parte del prólogo expresa perfectamente lo que se siente durante y al acabar la lectura de Cuando tú ya no.
«Ya solo queda que yo acabe y tú empieces, que te tumbes en el diván que te ofrecen estas páginas y dejes pasar la vida, el pasado, lo que sientes frente a ti. Espero que te sirva la terapia.» — Marwan

No hay fórmulas sencillas para superar una ruptura más que dejar que pase el tiempo. Pero habla, llora si es que lo necesitas, incluso cuando tienes claro que ya no había nada que pudiera salvarse, siempre nos queda esa espinita de “podría haber hecho más…” y al final son esos hubieras los que nos hacen daño, los que nos hacen pensar casi tanto como los recuerdos.
Creo que todo sucede por alguna razón, de todo se aprende y más de los errores que cometemos todos en una relación. Pero hay cosas que simplemente tienen su fecha de fin queramos o no.


Calificación:


11 comentarios :

  1. ¡Hola!

    Pues me lo llevo apuntadísimo. Las frases que has puesto me han gustado un montón, y me ha impresionado eso de que te haya llegado tanto que lo has empezado llorando. El tema que trata me parece que es algo que todos vivimos tarde o temprano y puede ayudarte a darte cuenta de muchas cosas.
    Además, yo también estoy intentando innovar últimamente en mis lecturas y la poesía es una de las cosas que quiero probar.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    No lo conocía y lo que cuentas me gusta.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Jenny!

    Les tengo una manía a Frida Ediciones que vamos, pa' qué. Esto se basa en que no concuerdo en nada en esa forma de proceder que tienen al enviar los libros (influencers primero, los demás sois mierda), así que partiendo de esa base, me niego a darle bombo a cualquier publicación suya.

    Respecto a la reseña: lo poco que e leído de poesía es de Machado, así que así de buenas a primeras no tengo ni puñetera idea de como analizar este género. Vamos, que tendría que hacer un máster so fast, pa saber que poner. Lo bueno es que este libro te ha ayudado a ver las cosas de manera distinta, te ha hechos sentir viva y eso es precisamente para lo que sirven: para que le des una vuelta de tuerca a todo. ¡Cuántos libros no han cambiado la vida de las personas!

    Y otra cosa, llorar es bueno. Así que no lo reprimas. Como sé que mis palabras, seguramente me las vas a discutir y me vas a decir 'lo odio'- pues te voy a explicar la base científica que lo sustenta: llorar ayuda a bajar los niveles de cortisol (hormona del estrés), ayuda a sacarlo todo fuera y que el cuerpo se quede limpio, porqué liberas tensión y haces que los músculos se relajen. Eso a nivel físico, porqué a nivel psicológico, llorar es sinónimo de tener una gran fortaleza emocional. Las personas fuertes lloran, se desahogan y empiezan de nuevo. Así que no odies ni temas llorar cuando estés mal por el bien de tu salud física y mental.

    No sé que es lo que te ha hecho estar así, pero respecto al último párrafo de tu reseña, lo intuyo. De todas formas, viéndolo exteriormente y con perspectiva, el tiempo lo cura todo, y lo que se acaba es porqué no tenía que ser. Que te quiten lo bailao durante todo ese tiempo, como dicen. Y disfruta, que por un tío no se acaba el mundo.

    Un besote enooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Primero que todo, muuuuuucho ánimo. El tiempo todo lo cura y al final las heridas curan y cicatrizan. Date tiempo, llora si lo necesitas y no te prohibas reir y ser feliz. Lo que pasó, pasó. De nada vale lamentarse, solo seguir adelante, que seguro que te esperan cosas maravillosas.

    Respecto al libro lo tengo pendiente, así que a ver si consigo que me llegue igual que a ti. Yo cuando pasé por una ruptura dura, después de años y años de relación me prohibí a mi misma escuchar, leer o hacer nada que me rompiera por dentro por recordarme a tantas cosas, así que me parece muy valiente que lo hayas leído con ello reciente, pero así seguro que lo has sentido hasta las entrañas y supongo que esa es la función del libro, también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Que bien que lo hayas disfrutado tanto pero no creo que me anime con él, no soy de poesía.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. No me animo... Lo intenté hace poco con un poemario, que me decepcionó y con lo que me cuestan... prefiero saltármelo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Me resultó un libro maravilloso, me encantó la forma de transmitir los sentimientos de la autora. Un besote :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! La verdad que me has dejado con ganas de leerlo. La verdad que si es un libro cargado de sentimiento me gustaría mucho leerlo. Superar una ruptura se me hizo muy difícil en su momento, es más creo que aún no lo he superado. Gracias por darme a conocer este libro.Nos leemos pronto ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Holaaa
    Se nota que te ha gustado por como te expresas en la reseña, me alegro mucho por ello, se ve que es de esos libros que conforme lees te impregnas de miles de sentimientos, eso es genial, así que me le apunto, que además hace mucho que no leo en verso
    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  10. Te sigo en el blog desde ahora si quieres pasate por el mio: https://unasmaravillasdelibros.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Me llamaba la atención este libro y tras leer tu entrada creo que definitivamente debo leerlo.
    Creo que hay ciertos libros que aparecen en nuestro camino para algo.
    un saludito

    ResponderEliminar

Gracias por bajar hasta aquí para comentar mi entrada. ♥ ♥ ♥

- ¿Te gusta que te comenten? A mi también y más cuando los comentarios no son vacíos. Si no te has leído ni el final de la entrada, no pierdas tu tiempo comentándome, así yo tampoco lo pierdo leyendo siempre lo mismo: no me interesa, lo dejo pasar... Al menos sé original.
- No Spam (o hazlo disimuladamente).
- Si tardo en contestar, no te preocupes que al final SIEMPRE contesto.